viernes, 20 de septiembre de 2013

Review: No se aceptan devoluciones

Y tampoco se aceptan reclamaciones porque como primer trabajo de Eugenio Derbez, resulta salir muy bien librado.

No es fácil aceptar una comedia co-escrita, dirigida y protagonizada por uno de los comediantes más mediáticos y hasta cierto punto, encasillados de México. Como él lo ha dicho en muchas entrevistas que he visto, el peor enemigo de la película es Derbez mismo. En EU, la película creo que funciona perfectamente porque el humor para los paisanos es un humor nostálgico y para las nuevas audiencias extranjeras debe resultar fresco o por lo menos novedoso, pero en México, estoy seguro que mucho pensaran que no quieren ver la película por no ver chistes del Lonje Moco, Ludovico P. Luche, o del Preguuuuntame…etc, y confieso que incluso yo pensaba que algunos gags serian de estilo, pero vaya sorpresa que me lleve.

Aunque si hay chistes que remiten inmediatamente a su estilo de comedia, la película funciona muy bien porque no es una comedia tonta, no es un sketch largo de DERBEZ EN CUANDO, es una comedia que realmente te toca el corazón, tampoco es una comedia o una tragi-comedia muy elaborada pero sin duda el guión está muy bien hecho, y tendría que serlo, ya que en palabras de Eugenio, se llevó 12 años en desarrollo.

Cuenta con actuaciones muy sólidas, por ejemplo la niña, Loreto Peralta, es una pequeña muy talentosa, que se gana tu corazón desde el primer momento que toma la rienda de su personaje, muy natural, un inglés perfecto y que estoy seguro que pronto la veremos seguido en los medios de comunicación. Continuando con las actuaciones, tengo que confesar que el chiste de Sammy no muere, sigue siendo divertido este señor, pero no solamente el, grandes amigos y actores aparecen en la película, dos actuaciones especialmente que me encantaron (no se los digo porque les revelo las escenas pero APLAUSOS).

Técnicamente, hay que destacar la mezcla de audio, porque si algo que de repente le hace falta al cine mexicano es tener una calidad en el audio y esta película lo logra, incluso me sorprendió su banda sonora con grupos como Agrupación Cariño y Los Straitjackets. La fotografía no aporta nada sorprendente ni mucho menos, creo que la dirección de Derbez también es acertada aunque no se nota algún sello que pueda ser plausible, pero si me quedan ganas de ver su siguiente trabajo como director porque tiene potencial el mejor.


NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES es una película divertida, con un par de vueltas de tuerca muy bien hechas, incluido el final, y ahí el gran acierto de la película, tiene un guión solido que lleva a la película por un buen camino y que consigue transmitirte un mensaje muy positivo para todos, incluye también una ligerísima critica a la sociedad moderna, donde el impacto para los padres nuevos, los padres solteros, las familias nuevas será lo que logra la identificación con la película y los personajes.

Y no se aceptan comparaciones, pero hay que decir que NOSOTROS LOS NOBLES le dejo el terreno muy blandito a esta película, ambas películas muy familiares, lo cual hay que agradecer, no solo saturar con violencia la cartelera (que no son malas, habrá que ver HELI, pero no son familiares) esto será una gran ventaja para la película y se verá reflejado en taquillas, aunque no creo que llegue a los números de Los Nobles, claro, son comedias diferentes y que impactaran a diferentes mercados, pero aun así el género es muy parecido.

Se debe agradecer que Derbez se aventure a hacer una película fuera de su zona de confort, NO SE ACEPTAN DEVOLUCIONES es una película hecha con el corazón y eso se siente; hecha para la familia lo cual se extrañaba un poco en el cine mexicano. Vayan a verla y ya me dirán que les parece.

1 comentario:

Haziel Nuñez Rosas dijo...

Aunque la actuación de Derbez para mi no es de lo mejor, si su guión y dirección estoy de acuerdo contigo en todo mi querido señor Luis, pero si creo que con otro actor hubiera sido la película mexicana del año, mis respetos para Derbez pero eso si, bien lo decia mi madre, cuando tengan hijos nos comprenderán, si me sacaron las de cocodrilos.